Novedades

Bomberos invirtió alrededor de $300.000 en nuevos cascos y botas para el Cuerpo Activo 


15-01-2021 Novedades

La organización sigue apostado a la seguridad de sus voluntarios

En los últimos días llegaron a la Sociedad de Bomberos Voluntarios San Francisco los nuevos elementos de protección personal, botas para incendios de casas, edificios, comercios e industrias y cascos para trabajos forestales y rescates urbanos. La comodidad y seguridad de los bomberos es fundamental a la hora de cubrir cada siniestro y es por ello que la Comisión Directiva y la Jefatura priorizan este tipo de inversiones para asegurar el bienestar del Cuerpo Activo. 

Los equipos de protección personal adquiridos fueron en total 17 cascos y 8 pares de botas. Previamente a la compra de estos materiales el cuerpo activo presentó el proyecto teniendo en cuenta “la importancia de la adquisición a la hora de darle la mejor protección” a los servidores públicos. En el mercado existen variedad de productos en cuanto a indumentaria y equipamiento pero es necesario que estos sean certificados y homologados bajo las leyes nacionales e internacionales que rigen la seguridad del bombero. 

Ítems para la compra

El Comisario B.V., Marcelo Muratore, pertenece a la plana superior de oficiales de San Francisco y  también conforma el grupo  de  Seguridad del Bomberos en la Federación de Bomberos Voluntarios de la Provincia de Córdoba. Al momento de elegir los equipos, afirmó que es necesario que estén certificados bajo las legislaciones que cubren estas indumentarias y que además se amolden a las necesidades del voluntario. “Estar seguros y cómodos en las emergencias es parte esencial del éxito en nuestro trabajo”, señaló.

Se debe considerar como factor que las características del equipo de protección personal cumplan las exigencias de seguridad establecidas en las normas del Instituto Argentino de Normalización IRAM, de las regionales MERCOSUR (NM) y de las Europeas (EN) o internacionales ISO. 

Sobre la inversión 

Las botas y cascos que se compraron cumplen con todos los reglamentos necesarios. Por ejemplo, el calzado adquirido tiene 30 centímetros de altura para cubrir gran parte de las piernas, triple capa con aislamiento térmico y anti-corte, suela anti-deslizante ignífuga, resiste a ácidos y álcalis. También tienen refuerzos en tibia, tobillo y borde superior hechos de caucho para cubrir mejor la zona. 

Muratore explicó que para la búsqueda de los “mejores elementos” se tienen en cuenta los precios que ofrece el mercado y también aquellos materiales que “puedan servir para diferentes funciones” que desarrollan los voluntarios como rescates urbanos, de animales, accidentes vehiculares, entre otros. “Optamos por indumentaria que se valore por su diseño y también tenemos en cuenta algo muy importante es el peso. Nuestro objetivo siempre es brindar mejor calidad de servicio calidad, junto a calidad de equipos”, dijo. 

Por último, remarcó que también es principal el mantenimiento de los trajes. “Es significativo tener los equipos adecuados, mantenerlos, cuidarlos y tenerlos en condiciones”, añadió. Asimismo agregó: “La formación es esencial en nuestra actividad, los errores se pueden cometer en la falta de conocimientos. Conocer la seguridad del bombero es necesaria para tener la capacidad de hacer lectura e identificar. Nosotros en San Francisco tenemos la posibilidad de conjugar esas dos cosas: tener conocimientos y tener calidad en dispositivos”.




Últimos novedades


  • 2017 · Realizado por