Novedades

¿Qué lo genera y cómo se produce el Monóxido de Carbono?


09-06-2020 Novedades

Se trata de un subproducto de la combustión incompleta, que es incoloro, inodoro, no irritante y altamente tóxico. En la mayor parte de las ocasiones, se produce cuando se quema algún combustible basado en el carbono. Algunos ejemplos son, el gas natural, petróleo para calefacción, leña, troncos de madera reconstituida, gasolina, carbón vegetal y otros productos semejantes.

El monóxido de carbono provoca lo conocido como “la muerte dulce” porque es rápida, no alerta y no produce angustia.  Otros de los motivos para que el CO se origine, son la insuficiencia de ventilación en los ambientes, la instalación de artefactos en lugares inadecuados, la falta de control y mantenimiento de los aparatos, el mal estado de los conductos de evacuación de los gases de la combustión, entre otros.

¿Qué se debe controlar con frecuencia? 

Como no tiene olor ni color, es casi imperceptible a nuestros sentidos y se hace difícil poder detectarlo. Por eso, es recomendable chequear algunos puntos que pueden ser indicios de que “algo anda mal”. Es sugerible, controlar el color de la llama de los aparatos. Si es de un tono azul, está dentro de lo correcto, pero si es amarilla o naranja, es un aviso. Asimismo, se debe prestar atención a la aparición de manchas, suciedad o decoloración en los aparatos que dan calor o en sus conductos de evacuación.

Síntomas generales 

Una intoxicación leve por monóxido de carbono, causa advertencias como, dolores de cabeza, náuseas, mareos, dificultad para concentrarse, vómitos, somnolencia y falta de coordinación. Por otra parte, ante una exposición extrema y de alta concentración del gas, puede ocasionar perdida de la conciencia, convulsiones, deficiencia cardíaca, posible daño cerebral y hasta la muerte.

A partir de las recomendaciones, si cree estar sufriendo una posible afección por CO, tome medidas de rápido accionar como, salir a tomar aire fresco inmediatamente, apagar los artefactos de gas, y si es posible, sacar estufas y braseros fuera del hogar. Es fundamental mantener ambientes ventilados. Por último, concurrir con urgencia a un centro de salud y/o comunicarse inmediatamente con un servicio de emergencias médicas. 




Últimos novedades


  • 2017 · Realizado por