Novedades

NICOLÁS ALLOCCO


10-12-2018 Novedades

Es bombero desde hace 25 años. Ingresó a la institución desde muy chico siguiendo los pasos de su papá Nestor Allocco, quien además de bombero fue Jefe del cuerpo activo. Hoy con solo 33 años es Oficial Ayudante y está como encargado del Departamento Recursos Materiales.

Nicolás comenzó su trayecto como bombero en el Área de equipamiento donde paso muchos años, luego por un corto tiempo estuvo a cargo de la capacitación del cuerpo activo, hasta que le solicitaron que se encargue del departamento de Recursos Materiales, compromiso que tiene desde hace más de 2 años. Dicho departamento tiene a cargo las áreas de Equipamiento, Mantenimiento, Automotores, Subministro.

“Es un desafío y una responsabilidad muy grande, hace ya dos años o más que estoy a cargo del departamento. En el cuartel te van ubicando de acuerdo a las necesidades que tengan, pero también tienen en cuenta lo que te gusta” explica el voluntario.

Su infancia en el cuartel

La primera vez que su papá lo llevó a la institución Nicolás solo tenía algunos días de vida. “Comencé por mi papá que también fue bombero y fue primer jefe, así que desde chiquito ya estaba dando vueltas dentro de esta institución” recuerda el Oficial, y agrega que pasa muchas horas dentro del establecimiento y que muchas veces pierde la noción del tiempo que le dedica a esta vocación. 

Parte de su infancia vivió en las viviendas de Bomberos, y aunque se mudó varias veces nunca se alejó más de 3 cuadras del cuartel. “De chico me entusiasmaba escuchar la sirena y venir a ver cuándo salía el camión. Tenía un karting y cuando escuchaba tocar la sirena me venía desde el último chalet en mi karting a ver qué pasaba y como salían los muchachos, en ese momento debo haber tenido 4 o 5 años”. Entre anécdotas recuerda que cuando cumplió su primer año de vida, su abuelo materno le regalo un camión de bomberos, que aún tiene guardado.

En su niñez compartió esta pasión con su único hermano, quien llegado el momento de comenzar con el primer nivel decidió retirarse. Nicolás por su parte decidió seguir y hoy nos dice que nunca pensó en dejar este voluntariado.

Su vida en familia

El voluntario tiene un hijo varón (Bruno) de 4, y una nena (Alfonsina) de 2 años con su actual pareja, con quien además está esperando su tercer hijo. Nos cuenta que su hija tiene mucho apego a la institución, sin embargo, no los quiere obligar a que elijan esta actividad. “No tiene sentido que los obligue o que los traiga si no les gusta, porque el ser voluntario te tiene que nacer y gustar para que le dediques las horas que estamos acá. Son muchas las actividades que hacemos, hoy por suerte con las redes sociales las personas se pueden enterar más de todo eso, pero antes no se veía y pensaban que solo veníamos a esperar el baile, incluso hoy me preguntan cuándo hay bailes”.

Nos explica que muchas veces la cantidad de horas que le deben dedicar a esta vocación le puede generar alunas complicación en su familia: “cuando toca la alarma no importa lo que estás haciendo lo dejas y salís, o por lo menos para mí es así. Pero uno también va creciendo y va teniendo más responsabilidades, tenes hijos y por ahí ya no podés salir siempre, porque tenes que dedicarles tiempo a tus hijos”.

Nicolás trabaja en una empresa familiar que vende productos alimenticios en la zona, pero también se desempeña como despachador en la guardia de bomberos en algunas ocasiones. “A veces estaría bueno poder vivir económicamente de esto, porque sería trabajar de lo que uno ama, pero lo que pasa es que, si hoy sacas el voluntariado, vas a tener gente que no lo haga por vocación. En cambio, así no hay otro interés que ayudar”.




Últimos novedades

  • ARIEL ONTIVERO ...
    16-11-2018

  • 2017 · Realizado por